Recomendaciones para la disglicemia

El examen ESTECK así como los datos clínicos de su historia clínica, muestran que existen una disregulación en el metabolismo de los carbohidratos y los azucares. En estas condiciones es absolutamente fundamental tomar cuidados en especial relacionados con la alimentación, para evitar le progresiva resistencia a la insulina que pueda con el tiempo conducir al desarrollo de la diabetes tipo II, con su larga lista de problemas de salud asociados (comorbilidades) con características devastadoras por sus complicaciones y aumento de muerte prematura. En este texto entregaremos los fundamentos para la recomendación de los alimentos preventivos, así como el reconocimiento de los peores alimentos que complicaran su condición metabólica pudiendo favorecer o agravar su tendencia diabética

Los mejores alimentos para revertir y prevenir el tiesgo de la diabetes y controlar la disglicemia

Verduras verdes

Los vegetales verdes son densos en nutrientes (vegetales de hojas verdes, vegetales crucíferos y otros vegetales verdes) son los alimentos más importantes en los que debe concentrarse para prevenir y revertir la diabetes . Un mayor consumo de vegetales verdes se asocia con un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, y entre los diabéticos, un mayor consumo de vegetales verdes se asocia con niveles más bajos de HbA1c. Un metaanálisis reciente encontró que una mayor ingesta de hojas verdes se asoció con una disminución del 14% en el riesgo de diabetes tipo 2. Un estudio publicado en el Eur J Clin Nutr. 2005 Mar;59(3):441-8, informó que cada porción diaria de verduras de hoja verde produce una disminución del riesgo del 9%.

Verduras sin almidón

Las verduras no verdes y sin almidón como los champiñones , las cebollas, el ajo , la berenjena, los pimientos, etc. son componentes esenciales de una dieta de prevención (o reversión) de la diabetes . Estos alimentos tienen efectos casi inexistentes sobre la glucosa en sangre y tienen una gran cantidad de fibra y fitoquímicos.

Frijoles

Las lentejas, los frijoles y otras legumbres son la fuente ideal de carbohidratos . Son de baja carga glucémica debido a su proteína moderada y abundante fibra y almidón resistente, o sea, carbohidratos que no se degradan en el intestino delgado. Esto reduce la cantidad de calorías de los frijoles; además, el almidón resistente pasa por la fermentación por bacterias en el colon, formando productos que protegen contra el cáncer de colon. En consecuencia, el consumo de frijoles y legumbres se asocia con un riesgo reducido de diabetes y cáncer de colon.

Nueces y semillas

Las nueces y semillas , que tienen una carga glucémica baja, promueven la pérdida de peso y tienen efectos antiinflamatorios que pueden prevenir el desarrollo de resistencia a la insulina. El Nurses 'Health Study encontró una reducción del 27% en el riesgo de diabetes en las enfermeras que comían cinco o más porciones de nueces por semana . Entre las enfermeras que ya tenían diabetes, esta misma cantidad redujo el riesgo de enfermedad cardíaca en un 47%.

Fruta fresca

Ricas en fibra y antioxidantes , las frutas son una opción rica en nutrientes para satisfacer los antojos dulces. Comer tres porciones de fruta fresca al día se asocia con una disminución del 18% en el riesgo de diabetes. Para aquellos que ya son diabéticos, recomendamos consumir frutas bajas en azúcar como bayas, kiwi, naranjas y melón para minimizar los efectos glucémicos.

Peores alimentos para diabéticos y para prevenir y controlar la disglicemia

Azúcares añadidos

La diabetes se caracteriza por niveles de glucosa en sangre anormalmente elevados. Por lo tanto, es aconsejable evitar los alimentos que causan picos peligrosamente altos de glucosa en sangre. Se trata principalmente de alimentos refinados, como las bebidas azucaradas , sin fibra que ralentiza la absorción de glucosa en la sangre. Los jugos de frutas y los alimentos y postres procesados azucarados tienen efectos similares. Estos alimentos promueven la hiperglucemia y la resistencia a la insulina. Y promueven la formación de productos finales de glicación avanzada (AGE) en el cuerpo, sustancias que deterioran severamente el organismo. Los AGE alteran la función normal y saludable de las proteínas celulares, endurecen los vasos sanguíneos, aceleran el envejecimiento y promueven las complicaciones de la diabetes

Granos refinados (arroz blanco y productos de harina blanca)

A los carbohidratos como el arroz blanco, la pasta blanca y el pan blanco les falta la fibra del grano original. Por lo tanto, elevan la glucosa en sangre más alto y más rápido que sus contrapartes intactas y sin procesar. En un estudio de seis años de 65,000 mujeres, aquellas con dietas altas en carbohidratos refinados de pan blanco, arroz blanco y pasta tenían 2.5 veces más probabilidades de ser diagnosticadas con diabetes tipo 2 en comparación con aquellas que comían alimentos con menor carga glucémica. como cereales integrales intactos y pan de trigo integral. Un análisis de cuatro estudios prospectivos sobre el consumo de arroz blanco y la diabetes encontró que cada porción diaria de arroz blanco aumentaba el riesgo de diabetes en un 11%. Además de los efectos de aumento de la glucosa, los alimentos con almidón cocidos también contienen AGE, que promueven el envejecimiento y las complicaciones de la diabetes.

Alimentos fritos

Las papas fritas, las papas fritas, las rosquillas y otros almidones fritos comienzan con un alimento de alto índice glucémico y luego acumulan una gran cantidad de calorías bajas en nutrientes en forma de aceite. Además, al igual que otros almidones cocidos, los alimentos fritos contienen AGE.

Grasas trans (margarina, manteca vegetal, comida rápida, productos horneados procesados)

La diabetes acelera las enfermedades cardiovasculares. Debido a que la gran mayoría de los diabéticos ( más del 80%) mueren de enfermedades cardiovasculares , cualquier alimento que aumente el riesgo cardiovascular será especialmente problemático para las personas con diabetes. La ingesta de grasas trans es un fuerte factor de riesgo dietético de enfermedad cardíaca ; incluso una pequeña cantidad de grasas trans aumenta el riesgo. Además de sus efectos cardiovasculares, las grasas saturadas y trans reducen la sensibilidad a la insulina, lo que lleva a niveles elevados de glucosa e insulina y un mayor riesgo de diabetes.

Carnes rojas y procesadas

A primera vista, puede parecer que los efectos dietéticos sobre la diabetes solo serían relevantes para los alimentos que contienen carbohidratos. Cuantos más alimentos bajos en carbohidratos y ricos en proteínas en su dieta, mejor; esos alimentos no elevan directamente la glucosa en sangre. Sin embargo, esa es una visión demasiado simplista del desarrollo de la diabetes tipo 2. La diabetes tipo 2 no solo es impulsada por niveles elevados de glucosa, sino también por inflamación crónica , estrés oxidativo y alteraciones en los lípidos circulantes (grasas) . Muchos diabéticos han llegado a creer que si el azúcar, los cereales refinados y otros alimentos de alto índice glucémico elevan el azúcar en sangre y los triglicéridos, deben evitarlos y comer más proteína animal para mantener sus niveles de glucosa en sangre bajo control. Sin embargo, varios estudios han confirmado ahora que una ingesta elevada de carne aumenta el riesgo de diabetes . Un metaanálisis de 12 estudios concluyó que una alta ingesta total de carne aumentaba el riesgo de diabetes tipo 2 un 17% por encima de la ingesta baja, la alta ingesta de carne roja aumentaba el riesgo en un 21% y la alta ingesta de carne procesada aumentaba el riesgo en un 41%.

Huevos enteros

Comer 5 huevos a la semana o más se ha asociado con un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 . Cuando se trata de enfermedades cardíacas, los huevos han sido un tema controvertido. Sin embargo, para las personas con diabetes, la investigación no es controvertida; Existen vínculos claros en muchos estudios observacionales con grandes aumentos en el riesgo. Grandes estudios prospectivos como The Nurses 'Health Study, Health Professionals Follow-up Study y Physicians' Health Study informaron que los diabéticos que comen más de un huevo al día duplican su riesgo de enfermedad cardiovascular o muerte en comparación con los diabéticos que comen menos de un huevo por semana. Otro estudio de diabéticos informó que aquellos que comían un huevo al día o más tenían un riesgo cinco veces mayor de muerte por enfermedad cardiovascular.

Soporte Bibliografico:

Eur J Clin Nutr. 2005 Mar;59(3):441-8
BMJ 2010;341:c4229
Am J Clin Nutr. 2008 Jan;87(1):162-7.
Cancer Causes Control. 2009 Nov;20(9):1605-15.
JAMA. 2002 Nov 27;288(20):2554-60.
Free Radic Biol Med. 2011 Mar 1;50(5):567-75.
Diabetologia. 2009 Nov;52(11):2277-87.
Diabetes Care. 2009 Feb;32(2):295-300.
Med Sci Monit. 2007 Jan;13(1):CR1-8.
JAMA. 1999 Apr 21;281(15):1387-94.
Am J Clin Nutr. 2008 Apr;87(4):964-9.

POLÍTICA DE SEGURIDAD DEL PACIENTE

El equipo de la Clínica O’Byrne tiene el compromiso de brindar un entorno seguro y de calidad a los usuarios y sus familias antes, durante y después de la prestación de los servicios, con el fin de ofrecer una política de seguridad con excelencia en todo momento.